viernes, 17 de julio de 2009

Libertad


Además de amor y esperanza, todo cambio trae anudado consigo un lastre cargado de odio y vergüenza. Vislumbrar el fuego nuevo de la aurora que florece es una tarea asignada sólo a los espíritus libres, hechos para ese mañana que acude siempre a reinventar el amor. Su auténtica fuerza se abre paso y se impone en medio de la oscuridad que reina en el corazón de los eternos enemigos del majestuoso e inaplazable vuelo de la libertad.

Óscar Mejía

No hay comentarios:

Publicar un comentario